Blog

9 CONSEJOS PARA TÉCNICOS EN GIRA

teatro, Qlab, MacBook Pro
Escrito por Sergio

Hola a todos. Hace unas semanas escribí un post en el que intentaba dar unos consejitos para los técnicos residentes en salas. Hoy toca la otra cara, los tecnicos en gira. Como sabréis, ahora mismo yo estoy de gira, pero me he tirado mucho tiempo en varios teatros y soy consciente de que hay algunos técnicos girando que son para darles de comer a parte. Al igual que en el otro post, está escrito sin maldad, sólo con la intención de mejorar la relación entre unos técnicos y otros. Al fin y al cabo, todos somos compañeros de trabajo. Allá vamos.

  • Curraos la preproducción. Poneos en contacto con la gente de la sala, ya sea vía mail o teléfono (yo prefiero el mail), para comentarles un poco vuestras necesidades y el montaje. Este pequeño detalle es una ayuda para ellos porque así conocerán de antemano el trabajo que tienen que hacer. Pero también es una ayuda para vosotros porque podréis saber lo que os encontraréis al llegar. Cosas como el material disponible, personal, horarios, etc. Están las fichas técnicas, pero no siempre están actualizadas. Si hay cualquier problema o alguna necesidad que la sala no pueda cubrir, siempre se podrá buscar una solución sabiéndolo con tiempo. 
  • No vayáis de estrellas de rock. Es posible que penséis que la gente de sala tiene menos conocimientos que vosotros, y que por eso vosotros estáis de gira. Pies en el suelo, señores. No tiene porqué ser así. Afortunadamente, me he encontrado con unos profesionales maravillosos en salas, con una gran experiencia y de los que he aprendido muchísimo. Eso es una de las cosas que hacen tan grande esta profesión. Si os toca gente que no tiene mucha idea, os tendréis que joder y tirar para adelante. El bolo tiene que salir. Si procede, después ya pondréis la correspondiente queja en la oficina. Si os tocan grandes profesionales, aprovechad y disfrutad. 
  • No luchéis contra la gente de sala. Es posible que las instalaciones sean un desastre, o que el material sea una mierda. Pero no lo paguéis con los técnicos de sala. Puede que no sea su culpa. Ellos sufren más el tener que trabajar en unas condiciones pésimas esperando unas mejoras que nunca llegan. No montéis un pollo a la primera de cambio. Si habéis hecho una buena preproducción y las cosas no coinciden con lo que os han dicho, la cosa cambia. Averiguad de quién es la culpa y montad el pollo, pero guardando las formas. Cuesta un poco pero no es imposible. Si el problema es el personal, la cosa se complica, pero no mejorará en nada si vais todo el día con la escopeta cargada.
  • Tratad las instalaciones como si fueran vuestras. No importa si la gente de la sala lo hace o no. Vosotros debéis hacerlo. Si todo está en buen estado, no lo jodáis vosotros. Si está hecho una mierda, no le deis la puntilla. El bolo también depende de eso.
  • Aguantad si se tuercen las cosas. Cuando las cosas van mal, lo fácil es mandarlo todo a la mierda y decir que no se puede hacer. Aportad soluciones, no problemas. Recordad que la máxima es hacer el bolo. El público es quien nos paga a todos, y debe poder disfrutar del espectáculo que ha pagado. Si las condiciones no son dignas para ello, intentad negociar y buscar una solución. Si hay que suspender, que no sea por falta de trabajo.
  • Disfrutad de vuestro trabajo. No todo el mundo tiene un trabajo en el que pueda visitar un montón de sitios y conocer a tanta gente. Tiene sus pegas, claro, pero como todos. Se pasa mucho tiempo fuera de casa, lejos de nuestras familias. Pero es un trabajo enormemente enriquecedor. Si encima es vocacional, el disfrute es mucho mayor. Aprovechad el momento que estáis viviendo y disfrutad al máximo.
  • Es bueno confraternizar con la gente de sala. Hay pocas cosas mejores que volver a un teatro y ver que se acuerdan de ti de la gira anterior. No hace falta hacerse amigos, pero siempre ayuda si la relación es cordial. Todo se hace más ameno. Si podéis, compartid un café o una cerveza, o la comida, y veréis que todo fluye mejor. Despedíos al terminar el bolo. Sed amables aunque ellos no lo sean. A veces es difícil, pero compensa.
  • Pedid ayuda a la gente de sala. Indicadles lo que tienen que hacer, y estad pendientes de que lo hagan como queréis. Dirigidles, ellos no conocen el montaje. Si se equivocan, corregidles con tranquilidad. Si veis que no sirven para eso, buscadles otra tarea. No apartéis a nadie a la primera cagada. Todo el mundo tiene derecho a equivocarse.
  • Adaptaos a sus normas. No es vuestra casa, y por tanto, las normas no las ponéis vosotros. Si os exigen las EPIs, usadlas. No lo hacen por joder, es su obligación y la vuestra. Si no se habla otra cosa antes, los horarios serán los de la sala. Cada una tiene sus costumbres al respecto. Preguntad y si es necesario, negociad otra cosa si la necesitáis. Pero siempre con buenas formas y sabiendo que tenéis las de perder si vais a malas.

Creo que eso es todo, amigos. Si se me ha pasado algo, comentad. Como digo al principio, este texto no está escrito con maldad. No olvidéis suscribiros a mi newsletter y echar un ojo a mis redes sociales.

Un saludo compañeros, tanto de sala como de gira.

¡Mantente informado!

Suscríbete para recibir todas las novedades y posts en tu eMail.

You have Successfully Subscribed!

Dejar un comentario