Blog

CONSEJOS PARA PREPARAR UN DIRECTO

directo, técnico de sonido, música, recording, estudio, live audio, concierto, banda, grupo
Escrito por Sergio

Hola a todos. Hace unas semanas os escribía algunos consejos para preparar una grabación. Bien, pues ahora toca el turno del directo. Así como en una grabación todo debe ser más preciso y perfecto, en un directo, aunque todo eso puede que no sea necesario, también necesitaremos llevar los temas perfectamente aprendidos. No queda bien eso de “vamos a volverla a tocar porque no nos ha salido”. Así que vamos a ponernos en situación. Ya habéis grabado, y queréis llevar esa maravilla a las salas de conciertos. Vamos allá.

  • Seguid ensayando.

Bien, como comento en la introducción, aquí no vale eso de parar y repetir. No existen los pinchazos ni las ediciones. Todo tiene que salir a la primera, así que habrá que ser realistas a la hora de salir a tocar. No os precipitéis. Vale la pena esperar un poco más y llevar un espectáculo que os guste a vosotros y a vuestro público. Vosotros tenéis que disfrutar y ellos tienen que quedarse con ganas de más.

  • Actualizad los temas para el directo.

Seguramente hayáis metido un montón de voces, o de guitarras, u otras cosas que en directo no podéis hacer. No os preocupéis, no pasa nada. Es bastante normal y lo hacen muchos grandes. El truco está en saber llevarlo al directo. Si tenéis que prescindir de algo, que no sea algo que destaque demasiado. En mi opinión, no pasa nada si el disco difiere del directo, es más, lo prefiero, pero siempre hay unos límites.

Otra opción, es llevarlo todo y meter lo que no podáis tocar en forma de secuencia. En ese caso, no tendréis más remedio que ir con claqueta, y el espectáculo deberá estar muy bien preparado. Tendréis que disparar las secuencias vosotros (normalmente lo hace el batería, que se monta una pista de claqueta para él). Llevad el material necesario y probadlo bien para que os sea lo más sencillo posible y para que no os de problemas. Es bastante cutre cuando se va la secuencia a mitad de tema.

Soy partidario de no esconder el sistema, llevar secuencias no es nada malo. Ocultarlo para que nadie lo sepa me parece que es engañar tanto al público como a quien os contrata, pero esa es mi opinión. Si todos queréis oír la claqueta, tendréis que comprar o alquilar unos sistemas IN-EAR, no hay nada más cutre que sacar la claca por monitores (sí, hay gente que lo hace…).

  • Preparad bien el espectáculo.

Dar un concierto no es sólo tocar un repertorio de temas. El espectáculo es mucho más que eso. Interactuar con el público es básico para que recuerden vuestra actuación, tened en cuenta que hay muchos grupos y hay que diferenciarse. Es bueno presentar los temas, contar anécdotas, etc, para llenar los espacios entre canciones. Intentad que estos espacios no sean demasiado largos, o la gente se aburrirá. Poneos en lugar del publico y pensad lo que os gusta ver y lo que no cuando vais a un concierto. Punto a parte es si queréis hacer algo con vídeo o luces para acompañar vuestra música. Mola mucho, pero requiere mucho trabajo y preparación.

  • Elegid bien los sitios donde vais a tocar.

Es importante que sepáis donde vais a tocar. Investigad un poco sobre la sala, el público que va, el horario, condiciones de pago, etc. Si sois cantautores y vais a un garito de heavy, no creo que salga muy bien… A parte de eso, id a sitios donde se respete vuestro trabajo. No os hacen un favor permitiendo que toquéis, vais a hacer un trabajo, a amenizar su local, y eso tiene que respetarse. Que os ofrezcan unas condiciones dignas para que vuestro espectáculo sea como queréis. Si sois un montón de músicos, no vayáis a un sitio con un escenario de 2 x 2 metros. Que sea un sitio seguro para tocar, si veis enchufes en mal estado o cosas parecidas, mejor que no empecéis.

  • Tened el material en buen estado.

Esto es casi tan básico como ensayar. No os servirá de nada una guitarra o un ampli que hace ruido. Si no tenéis más remedio que ir así, avisad a la gente de la sala para buscar una solución. Si tocáis con más gente, puede que os dejen algo de material y si no es el caso, puede que el técnico de la sala (o el vuestro, si lo tenéis) buscará una solución al problema. Es preferible meter una guitarra o bajo por línea antes que llevar un ampli que haga un ruido insoportable.

Marcad vuestro material, hasta el último cable. Así en la recogida no habrá confusiones. Llevad siempre todo el cableado que necesitéis para los instrumentos, corriente incluida. Incluso algo de sobra, que nunca viene mal. Chequeadlo todo en el local de ensayo.

  • Haced un rider en condiciones.

Suelo incidir mucho en esto, pero es que es bastante frustrante para el técnico de la sala el no saber qué necesita el grupo. Si no sabéis hacer un rider, no pasa nada. Contratad a alguien que os lo prepare o a una mala, hablad con el técnico de la sala para explicarle lo que necesitáis. No os bajéis riders de internet sin entender lo que pone. Queda bastante peor que si admitís que no sabéis hacerlos. Aclarad todo con la sala varios días antes, o incluso la semana anterior si necesitáis cosas un poco específicas.

  • La profesionalidad es vuestra mejor carta de presentación.

No solo la música os representa. Vuestra actitud y vuestro comportamiento es lo primero con lo que se topa la gente de la sala. Y eso también cuenta mucho a la hora de que os vuelvan a llamar. Sed puntuales. Tratad a la gente de la sala con educación y respeto, aunque a veces con vosotros no hagan lo mismo. Estáis haciendo un trabajo y debéis ser profesionales por encima de todo. Si todo sale bien, tendréis una sala a la que volver. Intentad siempre ir de buen rollo y cuando aparezcan problemas, plantead soluciones. Si no os queda más remedio que suspender el bolo, que el público sepa el motivo e id siempre con la verdad por delante. Tocáis por y para el público, ellos son lo más importante.

  • Divertíos. Si no, esto no tiene sentido.

A veces en un grupo se crean tensiones. Es normal pero se harán más llevaderas si disfrutáis y os divertís tocando. El público notará si os divertís o no. Ese buen o mal rollo se lo trasladáis a ellos. Nadie quiere ver a unos músicos que se aburren tocando. En cambio, si os divertís, el público lo hará con vosotros y os hará disfrutar más todavía. Cuando se acabe el concierto, os recordarán, os buscaran en las redes sociales y volverán a ir a veros. De eso se trata, ¿no?

Bueno amigos, esto es todo por hoy. Seguir estos consejos no os asegurará el éxito, pero si os asegurará que no salgáis mal parados de un bolo. Un saludo.

¡Mantente informado!

Suscríbete para recibir todas las novedades y posts en tu eMail.

You have Successfully Subscribed!

Dejar un comentario