Blog

EL TÉCNICO PSICÓLOGO

Técnico psicólogo, recording, live, audio, sonido, grabación
Escrito por Sergio

Hola amigos. ¿Cuántas veces os han preguntado eso de que si sabemos para qué sirven todos esos botones? Alguna que otra, ¿no? También está eso de que “yo no me aclararía”, o “como mola tu curro”, etc. Para la mayoría de la gente, nos dedicamos a tocar botones. Literalmente. ¿Es cierto? En mi opinión, sólo en parte. Trabajamos con equipos electrónicos pero también con personas, y la mayoría de las veces es más importante saber trabajar con las personas que con los equipos. Si no somos capaces de hacer que un músico se sienta cómodo con nosotros, difícilmente tocará  a gusto. En parte, somos un poco “técnicos psicólogos”.

Entender las máquinas es relativamente sencillo, pero con las personas eso cambia. Cada músico tiene unas necesidades a la hora de enfrentarse a un directo o a una sesión de grabación. Unos son humildes y otros van de estrellas, unos entienden un poco nuestro trabajo y otros no tienen ni la más mínima idea, unos son grandes músicos y otros son malísimos. Cuando coincide que son malos, estrellitas y no tienen ni idea, la pesadilla está asegurada y en ese caso, con salir del paso tendremos más que suficiente. Sean como sean, tratad de entenderles y proporcionadles lo que necesitan, dentro de vuestras posibilidades, claro.

Que confíen en vosotros es esencial para que todo vaya sobre ruedas. Les proporcionará mas seguridad para su actuación. Intentad explicarles las cosas cuando la situación sea difícil, aunque no sea culpa vuestra. Puede ser que no entiendan la parte técnica de las cosas, así que prestad atención al lenguaje y no uséis demasiada jerga técnica. Si hay problemas querrán soluciones, no que les contéis con pelos y señales porqué esto no suena como debe. Cuando termine el bolo, dadles la enhorabuena, aunque no hayan estado muy finos. Si son educados y profesionales, ellos harán lo mismo con vosotros.

Ahora bien, si la relación no cuaja desde el principio y se pasan la cordialidad por el forro, marcad distancias. Haced vuestro trabajo con profesionalidad y cuanto antes se termine, mejor. Por desgracia, esto ocurre bastante. No entréis en polémicas o discusiones absurdas que no van a llevar a nada. Pensad que no todos son iguales y que otro día irá mejor.

Todo esto en el estudio es más importante, si cabe. Pasaréis muchas horas con ellos y que la relación sea cordial es básico. Tendréis que tranquilizarlos cuando las cosas salgan mal y animarlos si es necesario. El ambiente tiene que ser distendido. Es trabajo, pero si dejan de divertirse se hará todo más monótono y puede que insoportable. La creatividad fluye mejor con el buen rollo. Si la toma es mala, sed sinceros, pero con tacto. Decidles qué pueden corregir para la siguiente toma, y si veis que se atascan, mañana será otro día. Es preferible parar la grabación y perder unas horas de trabajo a que se frustren y den el proyecto por perdido.

Como conclusión, relajaos y disfrutad. No mucha gente puede decir que trabaja en lo que le gusta, así que sois afortunados. Si, por el contrario, no os gusta este mundo, dejadlo antes de que os entren ganas de pegarle un tiro a alguien…

¡Mantente informado!

Suscríbete para recibir todas las novedades y posts en tu eMail.

You have Successfully Subscribed!

Dejar un comentario