Blog

LA DEMOCRATIZACIÓN DE LAS PRODUCCIONES MUSICALES

software, producciones musicales, Pro Tools
Escrito por Sergio

Hace poco leí un post que hablaba de las bondades y fatalidades de la democratización de las producciones musicales. Hablaba de que ahora la tecnología es mucho más asequible y de que cualquiera puede lanzar un disco al mercado. Todo es más sencillo y barato. Antes tenías que gastar cientos de miles de euros para poder grabar algo, y ahora con unos miles es suficiente. Y si no tienes pasta para hacer las copias, lo pones en formato digital y listo. No sacarás casi nada, pero la gente podrá escuchar tu música. La publicidad también es mucho mas sencilla con las redes sociales.

Hasta ahora todo parece bueno, ¿no? Sacar un disco es más barato y más sencillo, y venderlo y promocionarlo, también. La parte mala que explicaba el post era exactamente lo mismo. Como todo es mas barato y sencillo, cualquiera puede sacar un disco. El mercado está inundado de cosas de baja calidad, o que no interesan a casi nadie. Pero, ¿esto es tan malo? ¿Compensa con la parte buena?

Es indiscutible que hay producciones horribles, que no se habrían podido hacer a la antigua usanza. Con esas mesas analógicas enormes, esos procesadores tan caros y esos grabadores de cinta tan delicados. Como hemos dicho antes, ahora por unos dos mil euros puedes tener un ordenador con un DAW y una tarjeta de sonido. No podrás hacer mucho, pero será suficiente para pequeñas producciones. Todo esto hace que pequeñas producciones maravillosas, de gente sin presupuesto, salgan a la luz. Gente con un talento increíble que no tiene el respaldo de una gran discográfica. Músicos con otro trabajo que aprovechan sus días libres para grabar o para tocar por ahí. Sin esa democratización, ellos no podrían mostrar su trabajo.

Entonces, ¿compensa tener que escuchar decenas de producciones horribles para encontrar algo maravilloso? Desde mi punto de vista, si, por supuesto. La mayoría de las producciones malas irán desapareciendo si nadie las apoya. Pero las buenas perdurarán si perdemos algo de tiempo buscando y escuchándolas. Para mí, la parte mala de la que hablaba ese post no es tal. El que cualquiera pueda grabar sus temas no es malo. Sólo tenemos que elegir lo que nos gusta y apoyarlo. Es así de sencillo.

Pero sí creo que hay una parte mala, que me sorprendió no encontrar en el post. Hace 20 años, a nadie se le ocurriría montarse un estudio de grabación robando material de los distribuidores o fabricantes, o de otros estudios. O simplemente comprando material robado. Pero ahora sí ocurre eso. Si. Se montan estudios con material robado. No se roban grabadores de cinta, ni procesadores hardware (bueno, algo se robará, pero no mucho), pero si se roba software. Y mucho.

Parece que nos cuesta entender que aunque el software no sea una caja grande y pesada, también es material que usamos para trabajar. Es lo mismo que cualquier rack de previos o procesadores, y puede que incluso sea más caro. En uno de los comentarios del post decían que con una Scarlett y un software pirata hacían cosas de muy buena calidad. Pues eso me molesta, y mucho. La gente que hace eso está robando. Robando a las empresas que programan ese software, y a la vez, está perjudicando a los que sí que pagamos todo el software que usamos en nuestras producciones. Ofrecen precios bajos porque no pagan el material que usan.

Algunos de ellos me dicen que no viven de eso, que sólo hacen unas cosillas. Que cuando consigan vivir al 100 % del estudio ya pagarán por el software. Pues eso que hacéis, amigos míos, provoca que la gente que vive de las grabaciones pierda trabajo. No voy a entrar en que probablemente esa gente ni esté dada de alta, ni pague impuestos, que eso también nos perjudica, por cierto.  Si no te dedicas a ello, encontraras software gratuito perfectamente capaz de ofrecer buenos resultados. Vale, no será como Pro Tools, pero podréis hacer grabaciones, y aprender un poco. Si eres músico, no vayas a un sitio que trabaje con software ilegal. No es tan estable como el legal y puede que la diferencia de precio no compense las horas que tendrás que perder con los cuelgues del software y demás. Además, tú no irías a tocar con un ampli robado, ¿no?

Soy consciente de que es muy probable de que esto no llegue a mucha gente. Pero aun así, os pido que lo difundáis. Para que por lo menos, a esos músicos que quieren grabar sus temas y no tienen mucha pasta, no se les estafe. Puede que entre todos logremos que se deje de usar software ilegal, si los que lo usan se quedan sin clientes con los que trabajar. A los que usáis software pirata, espero que os lo planteéis, por lo menos. Y si vais a seguir usándolo, recordad que la mala reputación que pueda tener la democratización de la tecnología musical, es culpa vuestra.

Un saludo a todos.

P.D: Si os habéis quedado con ganas de leer más, aquí va mi post sobre el software pirata, que escribí hace un tiempo.

¡Mantente informado!

Suscríbete para recibir todas las novedades y posts en tu eMail.

You have Successfully Subscribed!

Dejar un comentario